He estado un mes sin hacer nada de ejercicio y he decidido que es hora de retomar el ejercicio físico. Me temo que si lo dejo para después si que va a ser imposible.

Muchos estudios afirman, que la realización de una actividad durante 21 días consecutivos crea en nuestro cuerpo una necesidad de continuar haciendo dicha actividad. Por ello, yo me he planteado retomar el ejercicio físico siguiendo este método.

¿Cómo empezó todo?

No puedo evitar echar un vistazo a las fotos e ideas que se comparten en redes sociales: decoración, organización, estudios… y justo me encontré con algo que llamó mi atención, más de lo que esperaba, quizás por su forma o color, pero, simplemente, era un formulario para crear un hábito.

Encontrarme con esa foto fue clave para arrancar este objetivo que me había propuesto: retomar el ejercicio físico

Mi actual desmotivación conmigo misma me inspiró para plantearme un reto de este estilo, únicamente por satisfacción con mi vida y mi cuerpo.

No lo tenía en mente y me empezó a interesar cómo sería experimentar 21 días consecutivos de retomar el ejercicio físico. ¿Funcionaría? ¿Es un mito? Esas son las preguntas que responderé más abajo en este blog.

Tips antes de empezar

Estos consejos me sirvieron a mi a la hora de plantearme el objetivo y, por pequeños que sean, marcaron la diferencia.

Planear

agenda calendario descubre con ana planning

Toma papel y lápiz en mano y planea una lluvia de ideas en el siguiente orden: reto > qué harás > dónde > cuándo.

El cuándo fue el innecesario en mi caso, pero aún así tenía claro que prefería ir por la mañana a correr antes que por la tarde, que ya mi cuerpo se encuentra cansado.

Usa colores en el esquema. Estimulan la mente, nos atrae y nos acerca la información escrita en nuestro planning. Aquí hay un ejemplo de porqué digo esto. Ahora, piensa cuál sería el que elegirías.

tabla bonita diseño descubreconana
Fígate en el diseño, este atrae.
tabla fea aburrida no se entiende
En cambio, este no atrae, ¡marea!

Infórmate

Según me planteé la idea de ponerme a entrenar, busqué ejercicios y un lugar adecuando dónde realizarlos. Es justo el paso previo a hacerlo realidad.

compimida retos ana descubreconana

Motivo

Es importante escribir un motivo que explique porqué lo quieres llevar acabo.

Debes ser sincero contigo mismo. El acto de escribirlo es similar al de decírtelo a ti mismo. Pregúntate: “¿Por qué es importante para mi?”

A esto le sigue una frase que puedes contestar de múltiples formas: “Puedo hacerlo porque:…”.

Aquí hay varias opciones: puedes inventarte las tuyas propias, y sería una excelente opción o, por el contrario, escoger de las que vienen en el formulario, como hice yo: soy genial, me lo merezco, tengo apoyo o no tengo opción.

Puede ser una buena oportunidad para elegir una destreza o debilidad y aprovecharla para convertirla en tu motivación.

Todo lo que escribí, en mi caso, fue sincero y pude sacar los 21 con algunos ajustes por improvistos.

comprimir imagen escribir plan descubre con ana

Castigo (en caso de que quieras rendirte)

Escoge un castigo para asegurarte de no dejar el hábito y llegar hasta el final.

Es importante quedarse con el planning hasta el último día porque es ahí donde se encuentran escritas tus metas y tus motivaciones. Nunca viene mal recordar porqué empezaste.

recompensa gift descubre con ana

Define la recompensa que recibirás al finalizar los 21 días de reto y también será un motivo para completar tu meta.

Retomar el ejercicio físico - Mi experiencia

¿Qué mejor ejemplo poner que el mío?

Después de las conclusiones a las que llegué y expresé arriba; mostraré cómo lo hice yo.

A continuación, encontrarán el formulario del que he hecho mención anteriormente.

Día 0 (planificación)

Para retomar el ejercicio físico decidí retarme con algo básico y sencillo que mi cuerpo debería soportar bajo cualquier situación.

Me lo imaginaba como en niveles. Siempre empezando desde abajo y cuando mi cuerpo empezara a coger más resistencia (que es lo que buscaba), le daría más caña. Para empezar, estas fueron las actividades que realizaba todos los días:

  1. Ir a correr 15 minutos a una pista.
  2. Ejercicios de gym en casa: abdominales y cuadriceps.
Mi versión del formulario
sets ejercicio descubreconana
Mi tabla de ejercicios (gym en casa)

Semana 1

Día 1 (22 de mayo)

No me lo creía: despertador a las 6:20 de la mañana. Me levanté, y a mi ritmo, me preparé y me tomé una foto para ver cómo cambiaba mi cuerpo durante las tres semanas que venían por delante.

Salí de casa sin desayunar, pensaba que así iba a quemar más grasa aunque luego leí que no es así, se quema igual hayas desayunado o no.

De camino a la pista no paraba de pensar que la gente me estaba mirando. Me mentalicé de que ahí solamente estaba yo y el resto no se daba cuenta de mi presencia.

Los complejos no ayudan a salir de casa. Esta fue la primera barrera que me encontré.

Días 2 - 4 (23 al 25 de mayo)

Cada día me despertaba más y más tarde a pesar de tener la alarma a las 6:20 a.m.. Notaba cómo mi cuerpo me pedía descansar debido a mi rutina de acostarme tarde.

Las primeras modificaciones fueron de este tipo y al no afectar a mi principal objetivo, la acepté.

Siempre intentaba ir por la mañana aunque no tan temprano como la primera vez.

Empecé a darme cuenta de lo temprano que empieza el día y la vida en la sociedad. Me recordé a mi misma muchos días de verano despertándome a la una de la tarde. Todo el tiempo perdido y desaprovechado.

Al cabo de par de días ya había conseguido que mis complejos desaparecieran.

Días 5 - 7 (26 al 28 de mayo)

Día tras día fue más dificil ir temprano. Algunos días iba a las 8 de la mañana, otras a las 9 a.m., e incluso hubo varias excepciones que iba a las 2 p.m. o a las 8 p.m. por motivos mayores. Pero no falté ningún día.

Al final de la semana me sentía con una energía diferente, una energía que añoraba. Mi mente comenzó a estar más clara y era más fácil concentrarme y canalizar toda mi energía a mi objetivo.

En siete días observé como aumentó mi fuerza y no físicamente (porque no se apreciaban cambios todavía) sino mentalmente al retarme y “obligarme” a continuar.

Además, aproveché esta energía para añadir 3 series más de abdominales en “gym en casa”.

correr running jog descubreconana

Semana 2

Días 8 - 9 (29 al 30 de mayo)

Llegó el 29 de mayo y ya había pasado una increíble semana. Toca otra sesión de fotos para ver la evolución, que a penas es apreciable todavía.

Día 10 (31 de mayo)

Llevaba una vuelta corriendo a la pista a donde iba cuando me llamaron informándome de que hubo un accidente (no muy grave por suerte). Por ese motivo, tuve que parar el entrenamiento e ir a verlo.

Para compensar de alguna manera los 15 minutos corriendo, volví corriendo a casa a cambiarme. De todas formas, en la cuentra atrás, decidí no contar el día. Por lo que, en neto hice 22 días de hábito.

Días 11 - 14 (1 al 4 de junio)

¡Increíble! Ya terminando la segunda semana.

La pista a donde salgo a correr ha pasado de asustarme los primeros días a ser inspiradora. Todos los días me encuentro con personas de diferente edad y estilo; todas luchando por sus metas y, la verdad, es que me llena de ganas de continuar con el reto al ver que no soy la única que tiene metas similares a las mías.

descubreconana planning estrategia

Semana 3

Días 15 - 19 (5 al 9 de junio)

Tercera y última semana… o eso pensaba yo.

En junio retomé las clases de patinaje artístico. Empecé yendo a entrenar los días que iba a patinaje también.

Eso supuso que dejara de ir diariamente a correr. Mis músculos estaban saturados. Aún así fui a correr ese fin de semana pero algunos ejercicios de casa no los podía hacer.

Igual me equivoqué y los debería haber hecho o intentado. Ya sabes: las agujetas se quitan con más ejercicio (eso me decía mi padre siempre) pero no tenía ni fuerzas.

Días 20 - 28 (10 al 18 de junio)

Cada día que tachaba más ilusión me daba continuar el ejercicio y llegar al final. Y, al fin, lo logré.

A nada de terminar el reto tenía muchas ganas de cambiar de ejercicios pero, sin duda, no dejar de hacerlo.

Ya se había empezado a notar la reacción de mi cuerpo ante días consecutivos de entrenamiento. No porque haya bajado de peso, porque ni siquiera me pesé, sino porque la gente lo notaba. Sinceramente, cada vez que me decían que estaba más delgada me alegraba más y más, haciéndome entender que era el cambio que necesitaba.

Conclusiones

Los resultados fueron increíbles, yo no sabía que en tres simples semanas podría llegar a adelgazar tanto. Tenía en mente que llevaría mucho más tiempo en lograr bajar par de kilos. Finalmente, he podido concluir que una vez finalizados los 21 días de ejercicio, va a ser dificil dejarlo.

Ante tal resultado, animo a todo el mundo a ponerse en marcha con el ejercicio físico, buscando primero alguna actividad que sea sencilla e ir, semana tras semana, añadiendo ejercicios.

Yo he decidido continuar con el deporte, lo que he llamado gym en casa, pero cambiaré los ejercicios para fortalecer otras partes del cuerpo.

fitness descubreconana retos

¿Te interesa y quieres saber más sobre deporte y fitness? Coméntalo abajo para continuar subiendo contenido relacionado. ¡Ah! Y no olvides subscribirte en la lista de correo al final de la página.

vaso de agua, sirviendo agua, 2 litros de agua diario al dia saludable descubre con ana

¿Sabes que los médicos recomiendan tomar 2 litros de agua al día pero sientes que no tienes tiempo para beber tanta agua? Aquí te presento la solución. Ahora podrás beber 2 e incluso más litros de agua al día. ¡A qué esperas!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Consigue tu eBook GRATIS!
Deporte para Emprendedores
¡Lo quiero!